Archivo | octubre, 2012

Smart Meeting Room

31 Oct

La mayoría de reuniones de trabajo incluyen:

– Demasiadas personas en una agradable sala de reuniones.
– Cómodas sillas.
– Portátiles encendidos con acceso a Internet.
– Café, zumos y croissants.

Es decir, todos los ingredientes para que la reunión se convierta en un acto social. Demasiado largo, poco productivo y lleno de “bla, bla, bla” inútil.  Suena familiar, ¿verdad?.

Tal vez la solución sea la que pude ver la semana pasada trabajando para una importante empresa del sector de la automoción en Reino Unido. Mira la foto con detenimiento:

No hay mesas. No hay sillas.
Los asistentes a la reunión tienen una marca en el suelo para colocar los pies. Se reúnen de pie.
Sus reuniones son breves, directas y van al grano.
El líder o responsable de la reunión tiene una posición concreta en la sala. No hay dudas.

¿Sabes cuánto duran de media las reuniones en esta empresa?
15 minutos.
Perfecto. Brillante.

Tal vez sea hora de crear un Smart Meeting Room en tu empresa. La otra opción es aprender dinámicas creativas y pensamiento visual a través de nuestra formación en Reuniones Eficaces (y creativas). Tú decides.

Anuncios

Un privilegio.

5 Oct

Entras en la sala, hay dieciocho personas.
Encientes el portátil, conectas el proyector. Saludas. Sonríes. Empieza tu presentación.

Para. Stop. Pausa.

La próxima vez que te encuentres en esta situación, recuerda haber hecho lo siguiente antes: 

1) Tener la atención de dieciocho personas es un privilegio. Un tesoro.
No hagas “una presentación más”. Vuélvelos locos. Cambia su perspectiva. Persuade. Deben salir de la sala pensando distinto a cuando entraron.

2) Fija un objetivo, un mensaje a transmitir. Sólo uno: “compra mi producto”, “firma un contrato con mi empresa”, “confía en mi”, “invierte en mi idea”, lo que sea, pero que sea concreto, tangible, y sobre todo: persuasivo.

3) Construye una historia persuasiva. Haz un storyboard. Con boli y papel. Lanza un mensaje claro por diapo. Sólo uno.

4) Revisa tu historia. ¿Tiene ritmo?, ¿es persuasiva?, ¿te la crees?. Si la respuesta es sí. Adelante.

5) Abre Keynote, Powerpoint o Prezi. Diseña cada slide. Sin adornos: un mensaje por diapo. Diseña Zen. Menos es más. Piensa en Prada o Armani. Minimalismo, sin estridencias.

6) Edita, revisa y mejora. Edita, revisa y mejora la presentación. Recuerda: menos es más.

7) Ensaya, ensaya y ensaya. Ensaya la presentación en voz alta, imagina que tienes la audiencia delante.

Estás listo. Haz tu presentación. Recuerda, es un privilegio.
Mira a la audiencia.
Sonríe…