Archivo | septiembre, 2012

Pasión.

21 Sep

20120921-192010.jpg

Un hobby es una afición. Una pasión. Algo que haces porque te gusta: jugar al fútbol, pescar o pintar.
Si algo te apasiona, te divierte y te pagan dinero por hacerlo, ¿se convierte en trabajo?.

La respuesta es no, obviamente.
Convertir una pasión en un hobby pagado es un placer. Un lujo, un privilegio. Nunca un trabajo.

Lo digo con total seguridad, me está ocurriendo. A diario. Enseñar a personas a hablar en público y persuadir a su audiencia es un placer. El que me paguen por hacerlo no lo convierte en trabajo. Es importante recordarlo.

Encontrar algo que te apasione y convertirlo en un servicio o producto que aporte valor es el mejor consejo que puedo darte si te has tomado la molestia de leer mi blog.

Hacerlo mejor cada día sólo es posible si hay pasión. Ya lo dijo una persona que ha revolucionado el mundo convirtiendo su pasión en productos sin los que ya no sabemos vivir.

20120921-191857.jpg

Anuncios

Be yourself, everyone else…

5 Sep


No olvides estas líneas en tu próxima presentación:

La audiencia no busca un ponente perfecto, busca autenticidad. Un ser humano que conecte y exponga su opinión, mensaje o ideas sin olvidar el componente emocional.

Como personas, nos atrae mucho más la autenticidad que un mensaje grabado, enlatado y poco natural.

Tú eres la presentación, las diapos son un apoyo visual.

No leas, leer no te permite ser auténtico. Además, es bastante ridículo. La audiencia sabe leer, mejor y más rápido que tú.

Busca y mantén el contacto visual con todos los miembros de la audiencia. Todos.

Sonríe.

No lances un discurso, convierte tu presentación en una conversación guiada a través del contenido de tu diapos.

Lleva a la audiencia a un cambio, a un punto de vista nuevo gracias a tu presentación. Presentar = persuadir.

No presentes para informar. No tiene sentido, es mejor mandar la información por e-mail. Te lo agradecerán.

Vuelve a sonreír.