Demasiadas y malas.

28 Jun

Tenemos demasiadas reuniones.
Tenemos demasiadas malas reuniones.

Antes de convocar una reunión en tu empresa, piensa si la reunión puede ser sustituida por:
– un e-mail.
– una llamada.
– una charla de pasillo.
– un cara a cara breve.

Si no es posible sustituir la reunión por ninguna de las opciones anteriores, convoca la reunión. Breve, al grano y con un objetivo concreto.

Piensa en el resultado que has obtenido de la reunión. ¿Ha sido rentable?.
Cada reunión es como un pequeño proyecto: tiene costes y beneficios.
Si tus reuniones no son rentables, y tienes demasiadas, quiebras.
Sencillo, ¿verdad?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: