The Thank You Economy

5 Ene

Este vídeo del maestro Gary Vaynerchuk tiene más de 6 meses de antigüedad, pero su mensaje está más fresco que nunca. Sus dos primeros libros, “The Thank You Economy” y “Crush it” son brillantes, como todo lo que hace Vaynerchuk, pero primero te recomiendo este breve vídeo.

Su último libro: “Jab, Jab, Jab, Right Hook: How to Tell Your Story in a Noisy Social World” acaba de salir del horno hace 1 mes y es obligatorio para entender la revolución social.

En menos de 13 minutos nos explica la velocidad del cambio, la revolución en el marketing de las empresas y en los hábitos de los consumidores. Muy recomendable:

¿Tienes tu elevator pitch listo?

22 Jul

elevatorart-100922-02

Esta mañana he salido a las 08:30 en AVE desde Madrid a Barcelona para trabajar con un cliente. Al llegar a la cafetería del tren he escuchado a un grupo de 4 personas hablar sobre marketing, ventas y una conocida marca de telefonía móvil. Demasiado tentador.

No lo he dudado. Me he acercado a una de las personas del grupo, y con la mayor naturalidad del mundo he comenzado mi elevator pitch:

– “Hola, me ha parecido escuchar que trabajáis en marketing  y telefonía móvil. No creo que haya un sector más divertido hoy en día, ¿verdad?.”

+ “Pues sí, soy la Directora de Marketing de la empresa X. Es un sector duro pero muy dinámico… podrías decir que es divertido.”

– “Son las ocho de la mañana,  ¡demasiado pronto!, sólo te pido 2 minutos para mostrarte algo que tienes que conocer si te divierte el marketing. Mira, se resume muy bien con esta imagen del “social media funnel” en mi iPad.” (enciendo el iPad con la foto ya preparada antes del approach, obviamente)

+ “¿A ver esa imagen?.”

– “Mira, en la parte superior del embudo puedes ver las millones de conversaciones y contenidos que miles de clientes están comentando, compartiendo, tuiteando, liking y posteando a diario.

Esta revolución en social media está cambiando el marketing y la manera en la que construimos las marcas hoy y, sobre todo, en el futuro.

Mi empresa te ayuda a posicionar tu marca y a hacerla más relevante a través de marketing de contenidos y engagement en redes sociales. Te ayudamos a que tus propios clientes hagan el branding de tu marca de manera positiva, a diario.

Te va a interesar mucho conocerlo, es más, creo que te va a apasionar. Si me das tu e-mail te escribo para ver qué día te viene bien para conocerlo con tu equipo ¿te parece?.”

+ “Parece interesante, ya estamos haciendo muchas cosas en social media, pero este enfoque parece bueno. Toma nota de mi e-mail y lo vemos.”

 :-)

Objetivo cumplido: un elevator pitch de 1 minuto no cierra ningún negocio, abre una oportunidad. Abre puertas, genera interés y te permite una presentación “formal” de 20 minutos en otro momento.

Por cierto, ahí tienes el link a algo que “te va a interesar mucho conocer, es más, creo que te va a apasionar”. 

breve

Papás y Mamás:

13 Jul

Me llamo Edu y tengo 8 años, os escribo este post porque el otro día escuché publicidad de un cole en la radio en la que decían: “… diseña el futuro de tus hijos. Incorporamos el idioma chino y el iPad en clase”. Escuché el mensaje, miré a mi hermano Mateo de 4 años y… ¡nos entró un ataque de risa!, cuando se nos pasó decidimos escribir este post, dedicado a los papás y mamás del mundo, con mucho cariño:

– El futuro de los niños de 4, 8, 10 o 12 años no lo diseñaremos en función del colegio al que acudamos. El futuro lo diseñaremos con iniciativa, aprendiendo cada día a través de Internet y re-inventándonos y adaptándonos a un mercado cambiante, global e imprevisible. Cada día importa menos qué estudias y dónde. Lo importante es saber auto-educarte en los temas que demanda un mercado laboral que cambia a diario. Los diplomas están muy bien, pero no garantizan nada. Sacar las mejores notas de la clase es genial y debemos intentar conseguirlo pero, de nuevo, no garantiza nada. Lo importante en el futuro será emprender, innovar, gestionar la incertidumbre, aportar valor a diario, olvidar los supuestos “derechos adquiridos” del Siglo XX y tener capacidad de adaptación. No lo olvides.

– Saber chino debe ser genial, pero lo que realmente tenemos que hacer es ser bilingües en inglés. Bilingües de verdad. Pensar, escribir y, si es posible, soñar en inglés. Debemos ser capaces de pasar del español al inglés sin pensarlo, sin darnos cuenta. Y más que inglés, me refiero a business english. Saber chino será bueno, seguro, pero empecemos la casa por los cimientos. Debemos ser capaces de vender una idea y persuadir a personas en inglés, con la misma o más seguridad que si estuviésemos hablando en español.

– No se trata de usar un iPad en clase, se trata de entender lo que un mundo hiper-conectado, el acceso a la información en tiempo real, el entorno multimedia, las redes sociales y la revolución digital puede aportar para educarnos y hacernos pensar como tendremos que pensar en el futuro. Un iPad o cualquier otro tablet mal usado, y lleno de tareas repetitivas y monótonas, puede ser igual de aburrido que un “Cuaderno Rubio”. No se trata de memorizar los puntos, las fechas o los nombres, se trata de saber conectarlos.

Sabemos que nuestros padres buscan lo mejor para nuestro futuro. Sabemos que todos los padres buscáis lo mejor para vuestros hijos, por eso os escribimos este post. No hagáis caso al marketing de los colegios. Juegan con el miedo, las emociones y las modas. Recordar los consejos que hemos escrito arriba, los hemos escrito con mucho cariño.

Gracias papás y mamás,
Edu y Mateo.

educational-ipad-apps-for-kids

¿Eres un Linchpin?

13 Jun

Ojalá lo seas.

Seguro que te estás preguntando: “vale, pero… ¿qué es un linchpin?”. Sencillo, en inglés, se trata de una pieza o componente de un engranaje sin el cual el resto de la maquinaría no puede funcionar. Algo totalmente indispensable, clave.

En un entorno cambiante, imprevisible y de crisis como el que estamos viviendo convertirte en un linchpin en tu empresa o sector es más importante que nunca. Si eres freelance o autónomo (y sigues con vida) seguramente ya eres un linchpin.

En mi caso, si me quedo enfermo en la cama, no se puede llevar a cabo el training o la consultoría con el cliente. Es decir, soy un linchpin entre las empresas y consultoras que contratan mis servicios y sus clientes. Y no lo voy a negar, me encanta. Tal vez por esta razón llevo más de tres años sin ponerme malo. No es broma, es verídico.

Ser un linchpin no me permite relajarme o acomodarme, todo lo contrario. Tienes que darlo todo, 120% en cada proyecto. ¿Por qué?, para seguir siéndolo. El título de linchpin se gana con mucho esfuerzo, pero se pierde con facilidad. Hay que cuidarlo a diario.

En este mundo de proyectos y freelance especializados no hay compromisos a largo plazo. No existen los derechos adquiridos. El único que derecho que tienes es darlo todo, hacerlo mejor que nadie y seguir construyendo tu marca personal. Seguir creciendo como linchpin.

Si trabajas en una gran empresa, si sigues el “camino corporativo”, te recomiendo que hagas lo mismo. Busca una especialidad, un nicho de negocio para tu empresa o una función clave y conviértete en el mejor de tu compañía. Posiciónate como un linchpin corporativo. Recuerda: “safe is the new risky”, lo que antes era seguro y duraba para toda la vida ya no lo es.

Si quieres aprender más sobre tu transformación en linchpin te recomiendo que leas al gran Seth Godin y su best seller: “Linchpin, Are You Indispensable?”.

Bienvenidos linchpins. El futuro es impredecible, pero tiene mejor pinta para los que mantenemos el engranaje, por muy pequeño que sea, en marcha.

linchpin

“Persuada”, clave para tu empresa.

17 May

Persuada_Training

Preguntar: “¿Tienes que persuadir a gente en tu trabajo?” no tiene mucho sentido. La pregunta debería ser: “¿Conoces alguna persona que no tenga que persuadir a otras en su trabajo?”. Y la respuesta, en la mayoría de los casos, sería negativa.

Vivimos persuadiendo e influyendo a otras personas. Desde que nos despertamos hasta que nos volvemos a dormir, profesional o personalmente, generar influencia es parte de nuestra vida. Y como casi todo en la vida, se puede estudiar. Es una ciencia, y tu empresa debería conocerla. 

Estudiar diferentes formas de influenciar e impactar en compañeros de trabajo, clientes o partners puede resultar una ventaja competitiva mucho más importante de lo que podemos imaginar.

¿Qué persona tengo delante?, ¿cómo ve el problema esta persona?, ¿qué tipo de información necesita?, ¿cómo consigo derribar su desconfianza?, ¿argumento racional o emocional? son algunas de las muchas preguntas que debemos hacernos, y debemos ser capaces de contestar.

El objetivo de la nueva formación in-company “Persuada” es conseguir que los profesionales de tu empresa formulen las preguntas correctas, pero aún más importante, conozcan las respuestas acertadas. Las cinco fases clave de la nueva formación de Norton Impact son:

–       Análisis de perfiles y comportamientos.

–       El método STRONG de la influencia.

–       Los círculos de la persuasión y el impacto.

–       Estructuras de comunicación con impacto.

–       Técnicas de “Persuasión de Ascensor” o elevator pitch

La formación se complementa, personaliza y mejora con ejercicios prácticos, dinámicas y role-playing en función de las diferentes situaciones y necesidades de tu empresa.

“Persuada” es un contenido formativo práctico y orientado a resultados. Después de la formación, la pregunta que se harán los profesionales de tu empresa es: “¿A cuánta gente y cómo quiero persuadir mañana?”.

Para recibir más información sobre “Persuada”, puedes contactar con Norton Impact en: alex@nortonimpact.com

¿Por qué quieres hacer un MBA?

27 Abr

MBA students

¿Por qué ir a la universidad (y pagar)?, ¿por qué invertir cuatro años de tu vida para conseguir un diploma?, ¿por qué hacer (y pagar) un MBA?, hace diez años la respuesta era fácil: conseguir trabajo, mejorar tu sueldo, ascender en la empresa o posicionarte mejor en el mercado.

Pero hoy, ¿qué respuesta darías?. Difícil, ¿verdad?.

Las universidades y escuelas de negocio se enfrentan, entre otros muchos, a dos retos muy complejos:

– Competir contra una información gratuita, actualizada y de mejor calidad cada día.
– Un mercado laboral en crisis para el que un título o varios MBAs no son garantía de nada.

La velocidad del cambio e innovación en el que las empresas compiten exige una mentalidad y un perfil de profesional que no tiene nada que ver con la educación tradicional.

Pero no seamos extremistas, se aprende mucho en la universidad y en las escuelas de negocio. El problema no es aprender, el problema es el coste en tiempo y dinero del aprendizaje. Aprender no debería costar 30.000 €uros porque la información cada vez es más libre y gratuita. Aprender no debería ocupar tantos años en la vida de una persona porque hoy las empresas no buscan diplomas, buscan experiencias, proyectos y referencias. ¿Cómo vas a crear y lanzar una start-up encerrado en una biblioteca estudiando a Michael Porter?.

El problema es que la promesa que hacían las universidades y escuelas de negocio cada vez es menos creíble. No puedes encarecer tu producto cada año y ofrecer menos garantías a tus “clientes” al entregar los diplomas. Es insostenible. Como dice el gran Ken Robinson: “hay inflación académica“.

Una inflación académica preocupante porque, a día de hoy, 37 millones de estudiantes americanos acumulan una deuda en “student loans” de 1 trillion US$. Más información aquí.

¿Qué solución hay?, yo apostaría por enfocar la educación hacia la creación de negocios, empresas y servicios, no diplomas.

De Michigan State Univertsity o el Instituto de Empresa no deberías salir con un diploma o MBA, deberías salir con un negocio up and running.

“Me quiero ir” – Hernán Lorenzino

25 Abr

El “papelón” del ministro de Economía de Argentina, Hernán Lorenzino, en medio de una entrevista para un canal griego de TV no tiene desperdicio:


Antes de una entrevista o presentación recuerda lo siguiente:

– La audiencia siempre intentará encontrar tu debilidad. Siempre.
Prepara una o varias diapos con respuestas para esas preguntas incómodas que podrían preguntar. Oculta las diapos y muéstralas para contestar una de las preguntas que lo necesite. Ganarás mucha credibilidad al mostrar diapos adicionales.
Prepara una salida contundente, firme y clara a preguntas que no quieras, puedas o debas contestar: “debido a la estricta regulación y normativa prefiero no comentar nada sobre el tema. Siguiente pregunta, por favor”. Es incómodo pero no haces el ridículo y muestras control, autoridad y firmeza a la audiencia o al periodista.
– Es preferible que te critiquen por no aportar información que por dar una imagen pobre, poco profesional y convertirte en la risa “viral” de Internet de la semana.
– Si le dices a la audiencia “¿tenéis alguna pregunta?” muéstrate relajado y no les interrumpas. Les has dado la palabra, ahora no hay marcha atrás.
– Recuerda, la mayoría de los malos ponentes no escuchan a la audiencia, esperan su turno para hablar. La escucha activa te permitirá comprender rápidamente cada pregunta.
Confirma la pregunta con la audiencia si tienes alguna duda antes de contestar: “Si no he entendido mal, lo que quieres saber es…”.
– Si no sabes una respuesta, admítelo. “Lo desconozco, la verdad. Si me facilitas tu e-mail me aseguraré de consultarlo y aportarte la información.” Y hazlo. Habrás ganado el respeto de una persona para siempre.

Resumiendo, haz todo lo contrario a lo que hizo Hernán Lorenzino.

MeQuieroIr

Mike Tyson es un “gurú”.

22 Abr

mike_tyson

“Everybody has a plan until they get punched in the mouth.”
– Mike Tyson.

Si aplicamos la frase al mundo de la empresa y los negocios Tyson lo ha clavado. Parecería una reflexión de Seth Godin, Michael Porter o Tom Peters, y no de un animal del boxeo.

Tyson, se refería más a uno de sus combates “express” que, después de quedarnos despiertos hasta las tantas de la madrugada, duraban menos de un minuto. Era brutal.

Si trasladamos la frase de Tyson a la empresa de hoy encaja perfectamente. La revolución digital y los cambios de hábitos de los consumidores hacen que los planes sirvan únicamente para dormir bien durante una semana, pero a la siguiente hay que revisarlos, y seguramente cambiarlos. Si te quedan dudas sobre lo que acabas de leer, pregunta a Blockbuster, Barnes and Noble o Polaroid, entre otros muchos.

Lo preocupante del tema es que el ritmo al que los consumidores conectados y el consumo masivo cambian se acelerará aún más en los próximos años. Por lo tanto, la pregunta que te hago es: ¿estamos formando profesionales para este ritmo frenético de los mercados?.

La respuesta es evidente: NO.

No conozco ninguna universidad o escuela de negocios que forme en tres elementos claves para el futuro de cambio constante al que nos enfrentamos:

– Nano-entrepreneurism y personal branding. 
– Gestión de la incertidumbre y el fracaso. 
– Creatividad y generación de ideas de valor añadido.

Tal vez esta carencia del sistema educativo explique por qué cada día (realmente cada minuto) se acelera el ritmo al que los estudiantes abandonan la universidad mucho antes de conseguir su diploma. El “plan” que nos ofrece la universidad se ha quedado obsoleto, excepto para determinadas carreras científicas o de alta especialización.

Algunos ven un problema grave en esta situación. Yo veo una oportunidad.

Ser social (o no ser).

25 Mar

social_media

OK, tu empresa tiene cuentas en Facebook, Twitter y acabáis de empezar con Pinterest, enhorabuena.

Al cabo de un par de meses no veis resultados, no hay impacto en el negocio. “Si no genera ingresos nos olvidamos de las redes sociales”. La historia es más común de lo que te imaginas. Antes de caer en este error, sigue estos dos sencillos pasos:

Paso 1) ¿Tu empresa ha alineado su estrategia en social media con alguna métrica de negocio?: investigación y conocimiento del mercado a través de social media, capturar leads o prospects, resolver problemas o atender clientes, mejorar la percepción o “sentiment” de la marca, generar tráfico en punto de venta, product trials, venta cruzada, etc. Seguramente no.

Las métricas de tu negocio pueden ser infinitas, lo importante es definirla. No pidas milagros, define un objetivo concreto, realista y medible. 

Paso 2) ¿Has medido el “antes” de la presencia y actividad en social media y el “después”?, seguramente no. Mide las métricas que hayas seleccionado y comprueba si hay mejora, incremento o aumentos positivos. Si las métricas son correctas y tu estrategia en social media es eficaz los resultados llegarán. Garantizado. Prepárate para aprender y modificar tu estrategia, content marketing o acciones en social media a diario. Prueba y error. En el entorno digital las pruebas tienen un coste marginal, algo que no ocurre en el marketing tradicional. Aprovéchalo.

Social media marketing es igual de sencillo (o complejo) que el marketing del siglo pasado: definición de objetivos y medición. Nada nuevo bajo el sol. El problema es que viene cargado de muchos términos, acrónimos, software y servicios que confunden, sobre todo en manos de mucho “gurú” peligroso, ¿verdad?.

Recuerda:
Objetivos realistas + presencia activa en social media + medición + ajustes + medición = RESULTADOS. 

Y lo más importante, se trata de un cambio estratégico. Prepara tu empresa para que todo lo que hagáis sea social: marketing, atención al cliente, logística, gestión… todas las áreas deberán estar integradas y tener un ojo en las miles de conversaciones que tus clientes (y los de la competencia) llevan a cabo en los social media a diario. Todas las empresas serán “sociales” porque todos los clientes son y serán sociales. Innegociable.

Y recuerda, no pidas milagros, nunca se los pediste a la TV, radio o prensa, ¿verdad?.

¡30 minutos!

18 Mar

30minutes

Hace dos semanas estuve trabajando en una feria profesional en E.E.U.U. durante 3 días. El formato de la feria era muy sencillo:

– Tener reuniones con el mayor número de empresas que te puedan aportar negocio. 
– Cada reunión debe durar menos de 30 minutos. 

Eso es todo. Simple, ¿verdad?.

El resultado fue espectacular: más de 42 reuniones con empresas de diferentes países y culturas pero con un objetivo en común: generar negocio y no perder el tiempo.

Al volver a Madrid me hago algunas preguntas:

¿Por qué duran tanto nuestras reuniones?, ¿por qué son tan poco productivas?, ¿por qué hablamos de temas personales que no le importan a nadie?.

La respuesta es simple: no hay reglas efectivas para las reuniones.
Recuerda, cada vez que convoques una reunión marca las siguientes reglas básicas:

– Hora de comienzo y hora de finalización (no más de 45 minutos, por favor).
– Objetivo de la reunión. Un objetivo, no dos. Uno.
– Define por qué convocas a cada persona (“se puede ofender si no le convocamos” no vale).
– Envía la información que hay que leer antes de la reunión.
– Respeta los tiempos, el objetivo y, si es posible, termina antes de tiempo. Te lo agradecerán.

Parece sencillo pero nadie lo hace.
Pruébalo.